Deja un comentario

Apuntes sobre Valencia y la democracia


Los acontecimientos sucedidos en Valencia permiten hacer una serie de reflexiones históricas, que nos ayudan a comprender que es lo que pasa en nuestro país. Estos son unos apuntes breves sobre ello.

Nuestra democracia padece un cáncer de nacimiento, ya que una democracia donde el ala derecha del bipartidismo hegemónico se abstuvo o voto en contra de la Constitución del 78, muestra la fe que tiene un pilar básico de la democracia sobre ella. Nuestro sistema político se asemeja a grandes rasgos con la restauración liberal. Dos partidos, pacto tácito en los temas fundamentales, limitación del acceso al poder a otros partidos, etc. Es verdad (eso faltaría) que el proceso de elección es limpio y no se ejerce el pucherazo, pero el mecanismo electoral es injusto porque favorece a los mayoritarios en detrimento de los minoritarios. Por tanto, es una democracia restringida donde las posibilidades de cambio social, de progreso son bastante escasas.

En una democracia liberal la esfera pública está integrada por los medios de comunicación. Estos trasmiten, además de la estructura económica, la superestructura, elemento fundamental para el control ideológico. El problema de esto es que el teórico equilibrio de medios de distintas ideologías no es una realidad en España. Sino al contrario, la descompensación hacía la derecha del establishment mediático es muy sesgada. Eso tiene dos consecuencias: la ocultación de información y opiniones distintas a las presentadas y que solo se tiene acceso a través (ahora) de internet o de libros de expertos críticos; y la derechización de la sociedad y de los propios medios de izquierdas.

En ninguna democracia civilizada, como pueda ser Alemania o Francia hubo una reconciliación entre fascistas y demócratas. Se condenaron los fascistas, depurando la administración de los servidores de esos regímenes sanguinarios y abominables. En España la tolerancia rozaba el desequilibrio, ya que se favoreció más a los simpatizantes del régimen (trasformados en demócratas en poco tiempo) que no a las víctimas de la dictadura represiva y genocida. Esto señores y señoras no es guerracivilismo, sino es contar la verdad de la historia.

Un estado social, como es el español (definido por la propia constitución en su artículo primero), no puede perpetuar unos recortes salvajes que degraden tanto uno de los pilares de nuestro Estado del Bienestar: la educación. Además, este es una inversión clave para el futuro desarrollo del país. No obstante, se degrada y se beneficia a la privada, hecho que muestra la poca fe que tiene la derecha en los servicios sociales públicos.

Pero ¿Y qué tiene que ver esto con Valencia? En primer lugar, en una democracia plena la actuación brutal y vergonzosa de la policía se habría saldado con la dimisión del jefe de policía y de la delegada del gobierno como mínimo. En segundo lugar, que el dominio de la derecha mediática convence a personas a que actúen contra sus propios intereses. Estos se demuestran en actitudes bastante lamentables en gente conocida. En tercer lugar, que gente como la delegada del gobierno, cuyos abuelos ocuparon cargos importantes en el gobierno franquista y que apoyaron el advenimiento de la dictadura, manden en sitios tan delicados como la jefatura de policía o la delegación del gobierno muestra que la burocracia fascista aún sigue en la administración y que sus métodos paramilitares también se siguen utilizando. Y cuarto y último, a la derecha nunca le ha gustado el Estado del Bienestar. Solo lo ha aceptado cuando ello impedía la revolución social o la llegada del comunismo. Ahora sin la presión de la URSS y sin el temor a una revolución social tiene vía libre para ir aplicando tijeretazos salvajes a la educación.

Valencia está dando un ejemplo de democracia. La derecha se está destapando como es: reaccionaria, antidemocrática y con nostalgia de otros tiempos, donde su fundador clamaba “la calle es mía”.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: