Deja un comentario

Causas polítcas de la crisis: la tercera vía


La crisis económica que hoy padecemos en el mundo, y con mayor profundidad en nuestro viejo continente, fue causada en parte por la izquierda mediática. Si, parece una contradicción a todos mis análisis hechos hasta ahora, pero seguidamente comprendan que no.
En el periodo comprendido entre 1945 y 1970 las crisis económicas acontecidas en el mundo se pueden contar con los dedos de la mano. El capitalismo desarrollado entonces, era un capitalismo productivo que estaba regulado para evitar excesos que condujeran a crisis tan descarnadas como la que sufrimos hoy en día en nuestras carnes. Además, el modelo nacido de la crisis económica del 29 de protección social, conocido como Estado del Bienestar, garantizaba en todos los ámbitos una protección y un bienestar al ciudadano que permitía avanzar hacia una nueva sociedad, hacía una sociedad distinta. Este modelo creado por la izquierda garantizaba prosperidad y bienestar .Pero, a partir de los años 60 y 70 la contrarrevolución neoliberal, empezó a fraguar. Los partidos de ideología conservadora que preconizaban una economía liberalizada, empezaron a ganar. No obstante, está economía de mercado sin regulación tenía un componente distinto a la tradicional clásica: la excesiva importancia del crédito y de la especulación. Esta teoría revisionista, propugnada por la Escuela de Chicago, fue probada durante la dictadura chilena de Augusto Pinochet. Sus resultados fueron envidiables. Las corporaciones ganaban mucho más. Eso sí, a costa del incremento desproporcionado de las desigualdades. A partir de ahí, el conservadurismo evolucionó en un neoconservadurismo y el liberalismo productivista de antaño se convirtió en un neoliberalismo donde las finanzas gozaban de preeminencia. Esta contrarrevolución, empezó de verdad a partir del ascenso al poder de los partidos conservadores tanto en Reino Unido (Thatcher) como en EE.UU. (Reagan), donde sus políticos aplicaron la doctrina.
Sé que ustedes se preguntaran, pero ¿Y esto que tiene que ver con nuestra crisis y con la izquierda mediática? Ahora lo dilucidaremos. La ola neoliberal fue tan grande que arrastró a la izquierda socialdemócrata. Esta, observando la prosperidad de una economía pujante, que comenzaba a inflar una terrible burbuja, empezó a discernir sobre sus pilares ideológicos. En esta discusión se produjo una nueva revisión de los dogmas de la izquierda. Si en 1899, Eduardo Berstein publicaba Las premisas del socialismo y las tareas de la socialdemocracia, con lo que ponía en tela de juicio algunas ideas esgrimidas por Marx y Engels en sus escritos, en 1998, 99 años después, el sociólogo británico A. Giddens publicaba La tercera vía: la renovación de la socialdemocracia, con el que removía los axiomas de la socialdemocracia keynesiana, aceptando varías premisas de la Escuela de Chicago. Con ello nacía el social-liberalismo.
Las tesis fueron aceptadas por las principales figuras de la izquierda en ese momento: Clinton y Blair. Cabe destacar que el caso de Clinton es diferente, ya que el Partido Demócrata, comenzó su derechización a partir del gobierno presidido por Carter. Tanto aceptaron las tesis, que Thatcher declaró que el mayor logro de su carrera política fue Tony Blair. Esto avalaba la tesis de cambio en la izquierda mediática. Esto durante la etapa de pujanza económica se pudo mantener. Era la época donde se nos reincidía que las ideologías habían muerto .Que se trataba de elegir entre un gestor u otro. Sin embargo, ese mundo donde las familias se habían endeudado hasta las cejas y las entidades de crédito se habían forrado con la democratización del mismo se vino abajo de la noche a la mañana. Entonces, la socialdemocracia y parte de la derecha vio que ese ritmo de desregulaciones del capital había llevado a esa situación. Es cuando se empezó a hablar de la refundación del capitalismo, pero estas nobles intenciones se olvidaron pronto. El problema fundamental de la desaceleración residía en que los bancos habían quebrado y como la lógica del dinero se había impuesto, decidieron rescatarlos. Es decir, como los postulados de Giddens abogaban por que lo privado era siempre más eficiente, decidieron socializar las pérdidas y privatizar el beneficio. Nunca pensaron en nacionalizarlos o crear una banca pública. No, eso olía a comunista. Los rescates condujo a que los erarios estatales se vaciarán, dando lugar a déficits colosales. Para más inri, las entidades rescatadas se negaban a conceder créditos, cosa que freno el crecimiento y agudizo la recesión. Esto derivó en que los políticos teóricos de izquierda, se derechizarán más y aceptaran de pleno las tesis neoliberales. Es cuando, empezaron a recortar. Esto políticamente tuvo consecuencias. No había alternativa para salir de la crisis. No había contrapesos o chek and balance real ya que tanto la derecha como la izquierda mediática aplicaba las mismas medidas.
En conclusión, la crisis también fue producida por la izquierda mediática al aceptar esta las tesis de libre comercio, rechazando la intervención del estado en materia económica y el aumento de los ingresos en lugar de recortar a diestro y siniestro. Por tanto, la crisis es consecuencia del neoliberalismo, sistema que no funciona. Es verdad que funciona para los ricos, pero hasta un cierto tiempo. El recorte continuado imposibilita el crecimiento. Esto aún no lo ha aceptado la izquierda mediática, convirtiéndose en cómplice de la derecha como causante de la crisis. Esta es una de las principales causas políticas de la crisis.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: