1 comentario

Notas sobre un indignante debate


La mayoría de los medios reflejan en sus sendos encuestas, que el Sr. Rajoy ganó el debate. Tal entrevista de monólogos (como la catalogó Ignacio Escolar), fomentadora del bipartidismo de facto, fue sinceramente muy previsible y recortable, actividad de moda en estos tiempos de contrarrevolución. Rajoy utilizó argumentos poderosos y muy simples a la vez, remitiéndose al porque no lo hicieron ustedes ante y a la cifra ignominiosa de los parados en nuestro país. Mientras, el Sr. Rubalcaba intentó sacar de los labios de Rajoy una medida concreta para resolver nuestra situación de penuria económica. El resultado fue negativo, el líder conservador se remitió a su guión. Además, el candidato socialista mostró que el PP, guarda en su bolsillo, una libretita oculta, llena de privatizaciones y recortes sociales.

El debate mostró la carencia que tiene el bipartidismo sacrosanto de ofrecer al pueblo español soluciones alejadas del neoliberalismo predominante. Rubalcaba perdió ahí su gran baza de recuperar el voto crítico y abstencionista. El orador socialista perdió la oportunidad de proponer una subida de los tipos efectivos del IRPF correspondiente a las rentas de capital , de proponer una banca pública para que fluya el crédito , y de defender un sistema fiscal progresivo y eficaz delante del fraude de las grandes empresas y entidades financieras que representa el 71 % del total del fraude fiscal. Además, olvidó denunciar en el ámbito europeo un BCE más heterodoxo, comprador de deuda soberana, la necesidad de un tesoro común, de la emisión de eurobonos y de la regulación de la actividad especulativa mediante todos los mecanismos posibles. Todas ellas medidas, reclamadas por el voto progresista que tanto anisadamente busca el PSOE para evitar el vendaval azul. Por cierto, creo que en este artículo ofrezco más medidas concretas que algún político, cuyo nombre no quiero acordarme.

El debate secundó la farsa electoral. Dos partidos hegemónicos que harán lo que diga el FMI, el cual es el único poseedor del programa que se aplicará tras el 20-N, quiera o no el candidato elegido. Rubalcaba perdió ayer su oportunidad de captar ese voto indignado. Indignante fue el debate porque defraudó a los que creían un giro más socialdemócrata por parte del PSOE, porque encorsetó una vez más el debate político dejando en la estacada a otras formaciones políticas como UPyD, IU o CIU, por nombrar algunas,  y porque nos costó 550.00 euros a todos los españoles. 6.000 el minuto, un millón de las quizás no tan antiguas pesetas. De verdad, ¿El dinero del debate no se hubiera podido invertir en más becas o en comprar material sanitario? Se ve que no.

Anuncios

Un comentario el “Notas sobre un indignante debate

  1. Si ibas a comentar el debate deberías haber hablado sobre el resto de temas que se trataron en él, no solo limitarte a la economía. Creo que el bloque temático sobre cuestiones sociales fue el más jugoso, puesto que en él se pudo observar la estrategia de ambos contertulios. Este es otro tema en el que has indagado poco, Rubalcaba no solo pretendía sonsacar soluciones concretas, y Rajoy no solo pretendía evitar revelarlas.
    Como comentario sobre el debate lo veo superficial. Ademas, el estilo podría mejorarse.
    Sin embargo, enhorabuena por interesarte por los temas del momento, en general no está mal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: