Deja un comentario

El BCE tiene la solución


Ayer a las tres de la madrugada se terminaba la enésima cumbre europea. Entre las medidas acordadas destacan la ampliación del fondo de rescate europeo, con el objetivo de recapitalizar los bancos que no superen las nuevas exigencias mínimas de capital (9%), y la realización de una quita de la deuda helena en torno al 50 %. Como siempre, las medidas son simple parches que sortean in extremis la venidera  catástrofe  económica, que traería consigo el hundimiento del navío europeo.

Medida tras medida, el endeudamiento europeo va incrementándose, sin que ninguna de las decisiones adoptadas por el binomio franco-alemán, relancen la economía y ahuyenten los buitres de la especulación.  El BCE, sigue con la misma estrategia de inyectar liquidez, controlar la inflación y, en contadas veces, comprar deuda pública, eso sí, a cambio de un nuevo recorte social.

Mientras tanto, las soluciones que se apuntan desde otras perspectivas son silenciadas o ridiculizadas por aquellos expertos que fracasan, una vez tras otra, en sus medidas y predicciones. Desde la voces díscolas, alejadas del pensamiento único, se propugna que el BCE compre deuda, al igual que lo hacen los Bancos Centrales de Reino Unido y EEUU. Es decir, que la compra de deuda sea una constante y no una simple anécdota. Todos recordamos que cuando el guardián de la inflación compro deuda pública española, la especulación se desvaneció a ritmo raudo, sin dejar rastro. La prima de riesgo se estabilizó y los intereses descendieron a cifras inauditas en estos tiempos de penuria económica. No obstante, esta decisión fue una traición a los dogmas no intervencionistas que preconizan los halcones del BCE, y por tanto pidieron la contraprestación (en España a modo de reformar la constitución y en Italia con el enésimo plan de recortes) por quebrantar su religión neoliberal.

Existen otras medidas para paliar esta situación como pueda ser una regulación fuerte de la especulación, la tasa Tobin, la emisión de eurobonos, etc., pero la medida de compra de deuda por parte del BCE, efectuada ya de forma eventual, es necesaria para frenar los ataques especulativos de los inversores. Si no, estaremos en las mismas. Una nueva cumbre, un nuevo paño caliente para el enfermo. Mientras tanto, la enfermedad se va infectando por todos los miembros de la casa europea. O se rompen los dogmas del libre mercado, o Europa anunciará su final en breve.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: