Deja un comentario

La derecha catalana pseudoprivatiza la sanidad


El ejecutivo conservador catalán decidió ayer una nueva medida para recortar servicios sociales bajo la sacrosanta soflama de reducir el déficit: la entrada de capital privado en la sanidad pública.Con esta decisión repugnante, reaccionaria y lacerante para la ciudadanía se quebranta el modelo actual de la sanidad pública. Sí, porque es un paso hacia un modelo de titularidad pública pero con gestión privada, tal como afirmaban el mequetrefe Sr. Más y su lacayo, y no por eso menos infame, Conseller de Sanitat, el Sr. Boi Ruiz. Es un modelo asistencial, con tintes similares al arquetipo que con tan vehemencia preconiza esa derecha ultra neoliberal, y que relega al ciudadano enfermo a la muerte, y a la no atención.

Esta horma sanitaria se basa en el dogma que la gestión privada es mejor que la pública. Tal dogma profundamente falaz y erróneo ignora por completo que cuando un servicio se pone en manos del mercado libre, sus actores privados indagan con ansia pasional el beneficio, repudiando a un lugar más ínfimo la calidad en la atención sanitaria. Por tanto el ciudadano que continua pagando religiosamente sus tributos, recibe una atención más precaria y, porque no decirlo, de execrable naturaleza. Al mismo tiempo, las empresas participantes en el nuevo negocio obtendrán a ritmo raudo más beneficios, agujerando el sistema público de salud, y dejando la puerta abierta a nuevas formas de participación de lo privado, en una cosa que tendría de ser de exclusividad pública, y caminando desde esta psuedoprivatización a la privatización absoluta.

El modelo planteado por la derecha nacionalista catalana es un prototipo de gestión de la sanidad más agresivo, más feroz que el aplicado en Madrid o en el País Valencia. No me equivocaría que esa derecha que camufla la tijera en el paraguas del déficit, y dispersa la atención mediática con su artero y cínico nacionalismo, ha realizado el mayor recorte social desde la modélica transición española.

El conservadurismo neoliberal recorta sin piedad, de forma vil y maquiavélica en las comunidades que gobierna, ya sea españolista o catalanista, da igual, sirven al misma elite dominante. Sin obviar el viraje liberal experimentado por la socialdemocracia , la receta mágica de la derecha , tiene poco de mirífico , de fantástico , de ideal , sino que se basa en lo contrario , en la conducción de nuestro porvenir hacía un infierno capitalista salvaje , donde la ética y la moral dormitan en el vetusto que se evocará como época ideal y utópica. ¿De verdad queremos eso?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: