Deja un comentario

¿Banca Pública?


Hoy en declaraciones a la prensa la Canciller democristiana Angela Merkel afirmaba “que era partidaria de recapitalizar las entidades financieras”. De nuevo la situación de los balances financieros de dichas entidades volvía a mostrar síntomas alarmantes de falta de liquidez, como consecuencia inmediata de la posible quiebra inminente por parte del estado heleno.

La exposición a la deuda helena por parte de las entidades de crédito europea es enorme, y por eso la suspensión de pagos griega podría desencadenar una crisis sin precedentes en la banca europea, que a su vez agravaría la crisis financiera y de deuda pública que padece nuestro viejo continente.

La solución planteada por los expertos (esos que no predijeron la crisis) es un nueva recapitalización bancaria cifrada según la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, en 400.000 millones de euros.  De momento se ha gastado 1,56 Billones de euros en ayudas a la banca europea, y el interés por la  adquisición de capital por parte del BCE para los bancos europeos es del 1 % mientras que los estados pagan un elevadísimo 7%.

Desde la inyección de liquidez a los bancos, estos se han dedicado a triplicar los sueldos de sus accionistas dilapidando nuestro dinero, invirtiéndolo en el juego especulador de la deuda pública que asfixia a los estados y que se utiliza, de paso, como órdago para privatizar y hacer recortes sociales, con los cuales de manera curiosa las entidades financieras ganan dinero. Pues bien la solución planteada por los capos ejecutivos de la economía es de nuevo socializar las pérdidas. Mientras tanto las entidades financieras europeas impiden el crédito a las Pymes y a los autónomos ahogando la economía. Después los expertos, siempre ligados a la banca,  propugnan un nuevo rescate porque estas instituciones económicas son clave en el funcionamiento de la economía, sobretodo la productiva.

Sin embargo, existen alternativas a las tesis del pensamiento único. Entre esta esta la creación de una banca pública que substituya la función piramidal asignada a la banca privada: proveer de crédito a la economía productiva. Esta sería una respuesta keynesiana, socialdemócrata, alejada del neoliberalismo predominante y que serviría para estimular un crecimiento inexistente, cosa que comienzo a pensar que no les interesa a los ejecutivos de las multinacionales del crédito. A ellos el juego les interesa: socializar las pérdidas y privatizar los beneficios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: