Deja un comentario

Obama quiere resucitar a Keynes


Cuando el pensamiento único domina con una abrumadora contundencia las políticas económicas de las potencias occidentales, el Sr. Obama pretende romper ese modelo sacralizado y apuesta con determinación por un plan de índole keynesiano. La decisión tomada por el presidente del gobierno viene a raíz de las encuestas negativas que ostentaba, y que ponían en jaque su reelección como presidente a la Casa Blanca. Por tanto el Sr. Obama después de recortar de forma infame el presupuesto de los programas sociales (Medicare, etc…) renuncia a sus políticas de ajuste presupuestario y realiza una política fiscal expansiva.

Este plan de estímulo, como toda buena política fiscal expansiva, se nutre de dos ejes fundamentales: bajada de impuestos y aumento del gasto público.

Primero realizará un recorte de los impuestos a los  trabajadores y empresas, desgravaciones fiscales a las empresas que adquieran nuevos equipos de producción, desgravaciones por contratar personas veteranas, además de fomentar que se pueda compartir empleos y el endurecimiento del despido.

Segundo, mejorará las infraestructuras del cableado telefónico; la rehabilitación de edificios y viviendas vacías; creará una banca pública para apoyar la inversión privada de la construcción; construcción de carreteras, ferrocarriles y aeropuertos; modernización de las escuelas públicas y hospitales. Asimismo impulsará medidas en el mercado laboral como la prohibición de la discriminación contractual y el fomento de mayor formación a los desempleados, además de prorrogar y aumentar sus ayudas.

Todo esto según todos los manuales de economía, y en especial según la doctrina keynesiana, aumentará la producción y la ocupación, como consecuencia del incremento de la demanda agregada que trae consigo la subida del consumo privado. La única pega a priori es el aumento de los precios, pero la reserva federal puede mediar para evitar un alza preocupante de la inflación. No obstante este plan está pensado para que tenga un efecto a largo plazo y eso parece que no beneficiará mucho al Sr. Obama. Por si fuera poco el plan no está ni mucho menos aprobado y el presidente afro-americano deberá lidiar con la dura y atroz oposición republicana , controlada por su sector más extremo ( Tea Party) que se encuentra en las antípodas ideológicamente de este plan de creación de empleo. En definitiva dicho plan es en sí loable y necesario tanto en USA como en la UE , pero la actuación del partido republicano puede dejar  en papel mojado este intento por parte del líder demócrata por evitar el alto desempleo , cosa que parece no importarles a la derecha ultraconservadora estadunidense.  El Sr. Obama tira de de Keynes , ¿ porque no lo imita Merkel y la UE?

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: