Deja un comentario

La crisis de la deuda y los CDS


“Hay que refundar el capitalismo sobre bases éticas”. Esto decía Le Petit Napoleón hace ya tres años. Se dijo que los paraísos fiscales iban a ser erradicados de la faz de la tierra, que se impulsaría la tasa sobre  las transacciones financieras y que se eliminarían por siempre los CDS. De todo ello que prometieron los líderes del G-8 nada de nada. La especulación estos días se ceba con los países periféricos ya sea Italia y España por el aumento de la prima de riego o ya sea Grecia, Irlanda o Portugal por sus calificaciones negativas en materia de deuda pública.

No obstante lo más extraño y a la vez temible es todavía la existencia de los CDS, los seguros contra impago de deuda, o en ingles (de ahí sus siglas) “Credit Default Swaps”. Dichos instrumentos financieros desempeñan la función de cobertura contra los impagos de deuda, es decir, es como si yo tengo un seguro de una casa que no es mía. El problema de estos elementos producto de la ingeniería financiera desregulada es que se puede especular con ellos para subirles el precio, y a su vez crear la sensación de que hay más riesgo en la deuda de tal país realizando un efecto domino que tiene como derivación que el interés de dicha deuda se incremente, las agencias rebajen su calificación, y el país se queda más hundido de los que se encontraba. Al final negocio y dinero para los especuladores.

Cabe destacar que los responsables de estos componentes diabólicos son como no los principales entidades financieras: Goldman Sachs, Bank of America, Citi, Deutesche Bank, etc. que ya produjeron la crisis por la sobre especulación de estos mismos seguros. Además a estas entidades cuando más se mueven estos CDS, más dinero ganan haciendo todo lo posible para que su voracidad capitalista sea saciada. Para más inri, sus transacciones son opacas dificultando su regulación y control.

Nueva crisis en la eurozona, que puede acabar (esperemos que no) con la quiebra de Grecia (demostrando la falsedad argumental del plan de rescate) o con la urgencia de un nuevo rescate al país del verde y la cerveza. Mientras tanto los piratas de nuestro tiempo seguirán haciendo su agosto. Perdón, su julio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: