Deja un comentario

Conclusiones al discurso de Rubalcaba


El sábado tuvo lugar ese discurso tan esperado por el progresismo de nuestro estado para ver que líneas políticas escogía el candidato Rubalcaba. El Sr. R no defraudó con una dialéctica carente de carisma, pero con ápices de proximidad ciudadana, con la que ilusionó al seno del PSOE, que veían con lógica preocupación que su viraje a la derecha (encarnado en sus medidas neoliberales) les llevará a cavar su tumba política. A parte de cuestiones que conciernen a la retórica, el mitin fue la constatación de un pequeño y moderado giro a la izquierda dentro de su línea política discursiva.

Ese giro previsible se corroboró con medidas como la de  restablecer el Impuesto sobre Patrimonio gravando exclusivamente las rentas altas (que ellos eliminaron), una tasa a los beneficios bancarios, reforma ley electoral, mayor trasparencia en la gestión pública (guiños las 2 últimas al 15-M), defensa a ultranza del sistema de bienestar con un rechazo al copago sanitario y poco más. No obstante en una de sus prioridades como la de crear empleo hizo una defensa de la reforma laboral de Zapatero , además de hacer bandera de la flexibilidad laboral , denotando que aún hay neoliberalismo dentro de su pre-programa , es decir, hay componentes propios de la política económica de derechas. Rubalcaba omitió (de las pocas cosas que olvidó) la mención de temas tan importantes como la relación estado-iglesia y la aplicación de una ley de memoria histórica que haga justicia poética con los caídos por la España democrática.

Como colofón a su alegato de más de una hora hizo una comparación  entre políticos equiparando Olof Palme, Felipe González o Lula da Silva con Margaret Thatcher o George Bush, haciendo vibrar a los militantes socialistas y reivindicó que la batalla no estaba ni mucho menos perdida.

Después de esto la credibilidad de su proyecto es más bien escasa, porque las políticas gubernamentales chocan con las proclamadas en su ponencia. Es decir, si quiere que la gente crea en el nuevo programa caracterizado por una fusión socialdemócrata-liberal, debería comenzar su gobierno a aplicar medidas izquierdistas. De lo contrario por muchas intenciones ese collar más progresista, se parecería más al de los ultra liberales –nacional-católicos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: