Deja un comentario

El nuevo instrumento de los financieros


Desde hace unos años han cobrado un protagonismo fastuoso e infame unas empresas que se erigen como los instrumentos perversos que garantizan los intereses de las entidades financieras. Estas como no, son las ya mundialmente famosas Agencias de Calificación. Las principales son: Moody’s, Fitch  y Standard and Poors, formando un oligopolio más que preocupante.

Moody’s es pertenencia del multimillonario Warren Buffet, cuya frase terrorífica fue la de afirmar que si existía un lucha de clases, pero que la dirigía la clase dominante. Posteriormente Fitch es propiedad del grupo Hearst, cuyos dirigentes son admiradores de la nueva Margaret Thatcher (Angela Merkel) y del populista Nicolás Sarkozy, además de ser administradores de L’Oreal y Renault. Por último S& P es posesión de Mc-Graw Hill, cuyo presidente es el máximo representante del lobby patronal norteamericano, a su vez también ex asesor de Bush. Todo esto demuestra la implicación de las trasnacionales y bancos en el control de dichas agencias.

Este oligopolio ha tenido en su haber errores de un caldo enérgicamente exorbitante con la calificación de triple A a las  hipotecas subprime, y la calificación máxima a los productos de Lehman Brothers y los del estafador Madoff. Por tanto, muestra como sus notas sobre productos y deuda van en servicio de los intereses de las entidades financieras y de crédito, y se alejan del valor o riesgo que realmente tienen estos.

También su objetividad eco política es inexistente, ya que cuando se realizan acciones políticas que afectan a los intereses de sus dueños estas rebajan su nota con el objetivo de conseguir reinvertir esas políticas públicas de índole económica, mostrándose partidarios ( in)directamente  de las privatizaciones de empresas públicas y servicios públicas, de la flexibilidad laboral , de la reducción del gasto público , y que  los flujos financieros y la especulación sigan a su libre albedrio. Es decir, se consagran como seguidores del credo neoliberal.

Estas agencias son uno de los causantes de la crisis, y su credibilidad visto lo visto es deficitaria, además de que carecen de objetividad alguna. Por lo tanto, se ha de exigir la eliminación de estas agencias ya que sirven para nada o en su caso hacerlas todas de carácter público. Este es el nuevo mecanismo de dominación de los financieros. Es necesario luchar contra ellas, y que rendan cuentas ante el poder político. De lo contrario enchufe su televisor y verá lo que ocurre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: