Deja un comentario

La nueva religión neoliberal


Ha nacido un nuevo credo que se aleja de esas posturas litúrgicas convencionales y arcaicas, aunque es cierto que se creó allá por los primeros años del siglo pasado. Se llama neoliberalismo .Esta doctrina-religión variante del capitalismo, es la interpretación más atroz y lacerante  que se puede hacer de las erudiciones  preconizadas por Adam Smith. Esta doctrina creada por Milton Friedman, y reconvertida por Hayek, se ha evangelizado y se ha constituido como el pensamiento único. Como todo evangelio es incuestionable, y por lo tanto una “ciencia” como la economía se vuele dogmatica, repudiando los principios propios de una ciencia, como el de refutación. Unos de los problemas más importantes de esta dogmatización es que no admite vituperios, ya que las tesis  defendidas son canonizadas. Pero la preocupación más importante que subyace de esta óptica económica revestida en Fe, es que las consecuencias son funestas para la clase trabajadora, integrada por las clases bajas y medias. Estas secuelas se ven reflejadas en el recorte de derechos sociales, humanos y laborales, así como esto implica, la progresiva eliminación de nuestro estado del bienestar. Es decir, la ejecución pérfida de nuestro sistema universal sanitario y educativo, la supresión infame de las pensiones y ayudas a las familias, y el vil fusilamiento de la vivienda social, entre otros servicios sociales y públicos que conforman el estado del bienestar. Esta creencia trasmuta estos servicios en exiguos programas asistenciales basados en principios de compasión que no en solidaridad, más propios de una religión que no de una ideología económica.  Por lo tanto este dogma nocivo ha sido acogido tanto por la derecha que ya lo veneraba desde hacía siglos, y por la izquierda que justamente se reconocía por su crítica aplastante contra él. La izquierda mediática reconvertida  al social-liberalismo, es decir, la parte “social” del neoliberalismo, reniega de sus principios y raíces, y se vuelve lacaya del poder, con una ínfima e inapreciable sensibilidad social y solidaria. Las recetas de esta religión económica suportada por muchas religiones tradicionales se han aplicado para resolver la crisis en la que nos hayamos sumergidos producida en su totalidad por la ineficacia de los mismos dogmas del neoliberalismo. Estos dogmas se aplican, y resultan visto lo visto, ineficaces para soslayar la quiebra económica, pero  eficientes para engrandecer los beneficios de la clase dominante, y sumir en la pobreza a las clase trabajadora occidental, y aumentar los problemas ya exasperantes en el tercer mundo. O derribamos esta religión, o viviremos peor. ¡Reaccionemos ya!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: